Si precisas la asistencia de un especialista en lifting sin cirugía en Melilla, tal vez te interese conocer algo más acerca del método HIFU, un procedimiento con el que conseguirás resultados inmejorables sin necesidad de realizar una cirugía estética.

El HIFU es uno de los tratamientos más precisos que existen para el estiramiento de piel. Se lleva a cabo a través de un proceso de coagulación térmica, llegando hasta las capas más profundas. Es un lifting sin cirugía en Melilla.

Es un tratamiento indicado para personas en edades comprendidas entre los 35 y 65 años, con marcas finas o arrugas en la piel o con piel ligeramente flácida, con facciones como los párpados y las cejas caídas. También es un tratamiento perfecto para las molestas arrugas en el cuello y el escote.

Es un tratamiento que no requiere ningún proceso previo más allá del examen médico, tras el cual podrá procederse sin dilaciones a iniciar el mismo.

Se limpia en primer lugar la zona afectada y a continuación se aplicará sobre la misma un gel conductor por el que se deslizará el aparato con el que se realiza el tratamiento.

Sentirás algo de calor y hormigueo bajo tu piel, pero es rara la vez que las molestias causadas obliguen a emplear la sedación del paciente.

Notarás un cambio desde el principio, resultados inmediatos y progresivos, siendo el sexto mes tras la operación aquel en el que descubrirás el resultado final. Tu piel estará de nuevo tersa, como en sus mejores tiempos.

Cada sesión dura entre media hora y sesenta minutos, sin que las mismas te impidan la realización de tus tareas cotidianas.

Desde el Centro de Estética Carmen Martínez esperamos que estas líneas hayan arrojado algo más de luz en tu conocimiento acerca del método HIFU. No lo dudes y gana años con un tratamiento HIFU.