Una de las preguntas más frecuentes entre quienes quieren hacerse una depilación láser en Melilla es acerca de los cuidados que deben darse a la piel antes del tratamiento. En este artículo encontrarás algunos consejos para que tu piel esté preparada y en perfectas condiciones antes de someterte a la depilación con láser.

Una de las precauciones más importantes que debes tomar, como así te indicarán los profesionales de la depilación láser en Melilla, es evitar la exposición al sol de la zona a depilar durante las tres semanas previas al tratamiento. Has de tener en cuenta que, durante ese tiempo, también debes evitar broncearte con cremas o en solarios. La razón de estas prevenciones es que la depilación láser es más efectiva cuanto más clara sea tu piel. Si tu piel está morena, los resultados del tratamiento no serán tan satisfactorios. Además, la piel bronceada tiene una gran cantidad de melanina, sustancia que atrae el láser a la piel en lugar de al vello, lo que puede ocasionarte quemaduras.

Durante un mes antes, no debes eliminar el vello de la zona a tratar con métodos que lo extraigan desde la raíz, como la cera o depiladoras eléctricas. El día previo al tratamiento, has de rasurar tu vello con una cuchilla. De esta manera, lo eliminarás superficialmente, pero el tallo se mantendrá intacto. Solo así el láser será totalmente efectivo.

Es fundamental que, durante las semanas previas, hidrates bien tu piel, eludiendo todas aquellas cremas que contengan ácido glicólico o retinol, o las que tengan efecto anticelulítico. Sin embargo, el mismo día de la depilación no podrás aplicarte lociones, ya que tu piel ha de estar completamente limpia y seca para que el láser surta efecto.

En Centro de Estética Carmen Martínez esperamos que estos consejos te ayuden a acudir con la piel totalmente preparada a tu cita para someterte a la depilación láser.